Gran esperanza para el futuro

 

Las buenas noticias

Hoy en día, los jóvenes de todo el mundo están en proceso de convertirse en sacerdotes y hermanos franciscanos. Su fe en Dios y su amor por San Francisco se ha nutrido de muchas formas. Están respondiendo generosamente a una semilla de fe plantada por sus padres, abuelos y otros. Algunos han escuchado el llamado del Señor porque fueron testigos de frailes en el ministerio y en la oración. Es tan esperanzador que los jóvenes estén respondiendo al llamado de Jesús de "seguirme". La Orden Franciscana cuenta con 2.400 hombres jóvenes, enérgicos y llenos de alegría, dispuestos a dejarlo todo y abrazar la forma de vida propuesta por San Francisco. Una gran esperanza para el futuro proviene de las áreas pobres y en desarrollo de nuestro mundo donde su presencia franciscana es esencial.

La necesidad es grande

Lamentablemente, las provincias franciscanas han sufrido una pérdida significativa de ingresos debido a que COVID-19 forzó el cierre de parroquias, santuarios y escuelas. Parte de los ingresos de aquellos ayudaron a cubrir algunos costos asociados con la alimentación, el alojamiento y la educación de nuestros hermanos jóvenes. Muchos Provinciales me han escrito pidiendo ayuda económica para cubrir los gastos básicos de los hermanos jóvenes que están estudiando para ser sacerdotes o para servir como hermanos laicos. Una de nuestras Provincias en el mundo en desarrollo tiene más de 130 jóvenes en las primeras etapas de su educación y formación. Esta misma provincia ha experimentado serias dificultades financieras ya que un cierre del gobierno redujo enormemente sus ingresos. A menos que reciban una asistencia externa importante, no podrán cubrir los costos básicos de la formación espiritual, intelectual y pastoral de esos 130 hermanos jóvenes, y muchos de ellos pueden ser rechazados.

Este es solo un ejemplo extremo de nuestras 100 provincias franciscanas de todo el mundo. Pero temo que, sin ayuda económica, muchos de los 2.400 hombres en formación tendrán que ser enviados a casa. Durante esta pandemia mundial, tiene la oportunidad de hacer una donación para ayudar a los pobres durante toda su vida. ¡La formación de un sacerdote misionero es un don que sigue dando! Cuesta $3,500 por año educar y formar a un joven seminarista franciscano para servir como sacerdote misionero. Este es un gran valor. En los Estados Unidos, ¡puede costar hasta $50,000 por un año de educación en el seminario!

Tu regalo de esperanza para el futuro

¡Puede ayudar a preparar a un joven para que dedique su vida al servicio de Dios y de los pobres! Estos hombres son un regalo de esperanza y vida nueva para la Iglesia. El toque sanador de Jesús vivirá a través de su trabajo con los pobres durante muchos años. Debido a que ha sido tan generoso en el pasado, le pedimos nuevamente su ayuda. ¡Un regalo de $3,500 para pagar un año de capacitación en seminario sería un milagro! Y cada milagro de este tipo vendrá con el patrocinio de un seminarista individual. A cambio, recibiría una foto y el nombre del seminarista que está patrocinando con actualizaciones sobre su progreso. Además, tendrá la opción de apoyar al mismo seminarista hasta su ordenación. Juntos ayudaremos a un siervo de Dios agradecido que entregará toda su vida al servicio de los pobres.

¿Podrías hacer un regalo especial de $1,000? Tenemos un Libro del legado que contiene los nombres de las personas que hacen ese regalo para ayudar a preparar a los sacerdotes misioneros franciscanos. Es en nuestra Capilla de las Misiones Franciscanas para recordar a nuestros frailes y seminaristas que oren por aquellos cuya generosidad los apoya.

¡Cualquier regalo que ofrezca durante estos tiempos difíciles ofrecerá una gran esperanza para el futuro! La semilla del llamado de Dios se transmite de generación en generación a través de nuestra fe. Ahora el Señor nos llama a ser fieles a estas jóvenes vocaciones llamadas por el Espíritu Santo a una vida de servicio como frailes misioneros franciscanos.

Doy gracias a Dios por ti, y te agradezco de todo corazón.

Tu hermano en cristo y san francis,

Hermano Andrew Brophy, OFM

Director ejecutivo

Por favor done

 

Por |2020-08-12T16: 36: 20-04: 0012 de agosto de 2020|Apelaciones|Comentarios Desactivados en Great Hope for the Future
es_MXEspañol de México
en_USEnglish es_MXEspañol de México