Gratitud a los fieles

No puedo pensar en una mejor manera de comenzar el Año Nuevo que decir un sincero agradecimiento a un amigo amable y verdadero. Su generosidad durante el año pasado ha bendecido la vida de los pobres en las misiones y los ministerios de misioneros franciscanos agradecidos. A la luz y la comodidad de su amistad, le escribo para agradecerle una vez más por todo lo que ha hecho para apoyar a nuestros misioneros que han dedicado sus vidas al servicio del pueblo de Dios, especialmente a los pobres.

Feeding-Children-Quezon-City-Philippines

Cientos de niños pobres encuentran una comida diaria reconfortante con los franciscanos en la parroquia de San José.

A través de sus oraciones y fiel generosidad, hemos alimentado, educado y proporcionado tratamiento médico a miles de huérfanos y otros niños que viven en las calles cercanas a nuestras misiones. No puedo pensar en un mejor ejemplo que ver las caras sonrientes de los niños en la Parroquia St. Joseph en Quezon City, Filipinas, mientras comían una deliciosa comida preparada por voluntarios de la parroquia. Para Teresa y su hermano menor Paul, pudo haber sido su primera y única comida ese día. Si los ojos podían atravesar el corazón, tomaron una gran porción de la mía ese día.

Su apoyo nos ha permitido tratar a personas que sufren de malaria, tuberculosis y lepra en nuestro hospital en Guinea Bissau, África occidental y otras clínicas en países en desarrollo de todo el mundo. El p. Victor podrá comprar medicamentos por un año para mantener la atención de los pacientes en el Hospital Cumura.

Syrian relief

Franciscan missionaries of the Holy Land offer some relief to the ravages of war to Syrian Christians with food, medicine, and daily necessities.

Nos ha ayudado a cuidar a cientos de familias atrapadas en la Siria devastada por la guerra al proporcionarles alimentos, vivienda, asistencia médica y otros artículos esenciales. A pesar de lo que podemos escuchar en las noticias, la situación ha empeorado y no ha mejorado para muchas personas, especialmente familias y niños. Los hospitales y clínicas en funcionamiento son bombardeados cuando las camas están llenas de pacientes.

You helped us rebuild a Franciscan school for poor children in Mozambique that was destroyed by a typhoon. The friars contacted us shortly after the typhoon cut a path of destruction through Beira and destroyed the church, the friary, and the school. The Franciscan missionaries asked us to help them rebuild the school first so the children could return to their classes.

 

Cumura-Hospital-Guinea-Bissau-Childrens-ward

Cumura hospital in Guinea Bissau, West Africa treats hundreds of children with life-saving medicines.

Sus oraciones por nosotros bendicen a la Orden Franciscana con seminaristas, y sus dones nos han ayudado a educar a los futuros misioneros franciscanos que servirán a los pobres en las generaciones venideras. En la casa del noviciado en Mbarara, Uganda, veinte novicios se vieron obligados a compartir cinco habitaciones pequeñas este año. Cinco hombres jóvenes comparten una habitación de huéspedes sin instalaciones comunes en Aspirancy House en Calbayog City, Filipinas. La construcción de nuevas viviendas para los novatos en Uganda y los aspirantes en Calbayog debería comenzar este mes. Estoy seguro de que puedes imaginar la esperanza, la alegría y la vida renovada que estos jóvenes representan para nuestra comunidad franciscana mundial.

Su generosidad permite que 135 niños de primaria y secundaria se reúnan en la parroquia de St. Mary en Negril, Jamaica, donde reciben un buen desayuno, uniformes limpios, un lugar para hacer la tarea y luego son transportados a la escuela bajo Get Kids to School (GKTS ) programa. Al final del día escolar, los franciscanos transportan a los niños de regreso al salón parroquial donde reciben una comida y se les da tiempo para hacer el trabajo escolar en grupos bajo la supervisión de los feligreses. Este es el segundo año que los franciscanos han podido otorgar becas a cinco graduados de GKTS para que asistan a la universidad. Este programa es altamente exitoso y podría crecer para incluir a más niños con una mayor financiación.

A través de la generosidad de amigos de las Misiones Franciscanas, tres familias recibieron las llaves de nuevas casas construidas para ellos en Galápagos, Ecuador.

Estos son solo algunos ejemplos de la amplitud y profundidad de nuestro trabajo con los pobres de todo el mundo. En este Año Nuevo, estos mismos tipos de servicio a los pobres continuarán a través de los incansables esfuerzos de nuestros misioneros franciscanos.

Franciscan-Seminarians-Vocation

Estos jóvenes persiguen su vocación de dedicar toda su vida al servicio de Dios y los pobres como misioneros franciscanos.

También continuaremos apoyando la educación y la formación de jóvenes seminaristas que deseen dedicar toda su vida al servicio de Dios y de los pobres como misioneros franciscanos. Muchos provienen de áreas pobres y en desarrollo de nuestro mundo donde se necesita su presencia franciscana. Algunos deben ser rechazados porque la Orden no tiene fondos suficientes para su educación y capacitación. En muchos lugares, los aspirantes jóvenes y los novatos están durmiendo en el suelo o durmiendo en literas de seis a una habitación en un espacio diseñado para dos. Algunas provincias franciscanas no pueden aceptar más hombres jóvenes porque no hay espacio.

Encontrar los fondos para albergar, educar y formar a estos jóvenes para que sirvan como misioneros franciscanos es un gran desafío al que se enfrenta nuestra Orden Franciscana mundial en el Año Nuevo.

Continuaremos apoyando programas de alimentación para niños en Filipinas y África. Además, los huérfanos en varios países continuarán necesitando vivienda, buena comida, ropa y educación en nuestras misiones franciscanas.

Espero que se sienta orgulloso y alegre de lo que ha ayudado a lograr en asociación con nuestros misioneros franciscanos. Si es posible, le pido que considere continuar su apoyo en este Año Nuevo, y lo invito a compartir cada vez más profundamente en nuestras vidas y ministerios franciscanos.

Como frailes franciscanos, vivimos cada día en la fe que Dios siempre proveerá. Y Dios ha bendecido a nuestros misioneros franciscanos y a los pobres a quienes sirven con amigos fieles y afectuosos como usted. ¡Agradecemos a Dios por ti!

Feliz año nuevo,

Hermano Andrew Brophy, OFM

Director ejecutivo

 

P.S.  Your faithful commitment and generosity strengthen us for the challenges of the year ahead. We are so grateful to have you walking with us as 2020 unfolds. I thank you in advance for your support of our work with the poor in the missions.

Por |2020-01-21T14:38:47-05:0015 de enero de 2020|Apelaciones|Comentarios Desactivados en Gratitude to the Faithful
es_MXEspañol de México
en_USEnglish es_MXEspañol de México